Tecnología y Medio Ambiente en el sector de Agroquímicos

compartir

La agricultura debe satisfacer la creciente demanda de alimentos y biocombustibles mientras protege los recursos naturales del planeta. Uno de los retos más importantes para la industria mexicana y en general para la industria global, es el incremento de la productividad haciendo uso limitado de los recursos naturales. Se estima que la agricultura utiliza el 70% del agua potable del planeta; si esto sigue así y no se toman medidas para preservar los recursos naturales llegará un momento en el que será imposible responder a la demanda. [1] Se estima que en 10 años se presente escasez de agua en 6 de las 13 regiones del territorio mexicano. [2] Todos estos cambios en prácticas, insumos y tecnologías deben a su vez adaptarse a los cambios climáticos del planeta y buscar un punto medio para adaptarse mientras se previene.

[1]  Syngenta. (2016). Our Industry 2016.Seitzerland: Syngenta Group Company.
[2] SDPNOTICIAS. (2018). Promueven tecnología en el campo mexicano. 2019, de SDP Noticias Sitio web: https://www.sdpnoticias.com/economia/2018/10/18/promueven-tecnologia-en-el-campo-mexicano

La industria química en general es uno de los sectores más importantes en México, en donde la industria de los agroquímicos en específico tiene cierta representación. De estas industrias dependen otras industrias a su vez, impactando en la integración en las cadenas de producción de diferentes bienes finales, los cuales pueden ir al consumo intermedio y al final.

Son pocas las empresas en México que cuentan con su propia línea de investigación e innovación en tecnologías y nuevos productos; este campo está mayormente centralizado en las grandes empresas que suelen ser de nivel global, dejando fuera a las pequeñas y medianas empresas nacionales. Esto a su vez limita la participación y el acceso para generar un aumento en la productividad y en algunos casos también una reducción en costos.

En estas grandes empresas también se concentra la mayor inversión que es utilizada tanto en implementación como en investigación. A continuación, se muestra un gráfico con un comparativo anual de la inversión desde el 2008 hasta el 2015, donde se puede observar que en el año 2015 hubo un decremento importante que impacta directamente al desarrollo de la industria en general.

Ilustración 27: Inversión en la Industria Química 2008 a 2015; Fuente: ANIQ. (2016). Anuario Estadístico “La Industria Química”. México: ProMéxico

 

En México aún queda un amplio camino por recorrer hacia la innovación y sustentabilidad del campo, para esto se debe conseguir la inversión que impulse la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías y así poder competir en el mercado internacional con las grandes empresas. También es importante seguir fortaleciendo la relación y los tratados comerciales con aliados importantes como Estados Unidos, Canadá, China y Japón y de esta forma fortalecer la cadena de valor del producto.

La mayor inversión destinada a la industria de químicos en México es utilizada en el área de petroquímicos, gases industriales, entre otros; y son pocos los apoyos e inversiones que tiene México en materia de agricultura y agroquímicos. México podría ser un país con bio-economía en sectores de agricultura y química; ya que al explotar el campo mexicano con la cosecha de caña de azúcar, una parte de éste podría destinarse al sector de biocombustibles a base de etanol, con esta producción cada tonelada de caña de azúcar produciría 80 litros de etanol y éste se utilizaría para el uso de comestible, industrial o para el biocombustible. [3]

[3]  Sheila Sánchez Fermín. (2018). El campo mexicano, listo para crecer con el biocombustible. 2019, de Grupo Expansión Sitio web: https://expansion.mx/empresas/2018/04/26/el-campo-mexicano-listo-para-crecer-con-el-biocombustible.

 

Un grave problema en México son las bajas medidas preventivas que existen en materia de exposición y manejo de sustancias con medios y altos niveles de toxicidad; en muchas ocasiones la falta de conocimiento por la poca información sobre el tema deriva en graves afectaciones a la salud de los trabajadores y las poblaciones aledañas. Estos daños se presentan en diferente medida dependiendo al tipo, tiempo y agente activo de exposición; estos cambios se pueden ver reflejados en sistemas genéticos, reproductivos y neuronales, entre otros.

A pesar de que México cuenta con la materia prima, no tiene los recursos necesarios para su extracción o regeneración y esto implica un costo extra de importación que se ve reflejado en el margen de utilidad de las empresas o en el precio al consumidor final. No todas las pequeñas o medianas empresas cuentan con la capacidad de desarrollar o invertir en técnicas, nuevas semillas, maquinaria y equipo, o pesticidas que protejan los cultivos y fomenten su desarrollo.

La tecnología ya existe en el país sin embargo no todos los agricultores saben cómo utilizarla, no tienen acceso a ella o los fondos necesarios para realizar esta transición. La tecnología más avanzada en el país es utilizada en el norte del país mientras que en el centro y sur prevalecen las prácticas convencionales, este panorama puede presentar un cambio debido a la generación de jóvenes que estarán a cargo del campo y darán oportunidad a nuevas tecnologías.

[4]  Global Business Reports. (2015). Mexico Chemicals 2015. GBR Industry Explorations.

Elaborado por Karen Milla